Mis seguis (:

miércoles, 14 de junio de 2017

La eternidad solo dura un momento.

No sé ni como empezar, solo se que necesito hacer esto, vomitar todo lo que pienso todo lo que siento, todo lo que me inquieta y me destruye.
Nunca pensaría que acabase todo así y menos por mi propio pie. Jamás pensaría que fuese a estar tan mal desde hace unos días hasta ahora mismo, puede ser que es porque es la primera vez que me siento de tal forma. Tampoco pensé jamás que te echaría tanto de menos, que me hiciese tanta falta tu cariño, tu voz, tus gestos, tus tonterías, tu forma de pensar, tu sonrisa. Y aunque ahora mismo este fatal, se perfectamente que en un tiempo no se si lejano o cercano estaré bien, puedes tenerlo por seguro.
Me mata haberme abierto tanto contigo como no pude hacerlo con nadie, y ver que no ha servido de nada que te ha sido tan indiferente como observar un árbol de hoja caduca mientras estas mueren en otoño. Me mata haberte llamado para zanjar el asunto después de haberlo hablado varias veces antes y que tu lo aceptes tan tranquilo, tan normal, mientras yo tenia que parar de hablar porque mi voz no daba de si para ayudar a terminarlo todo. En ese momento que tampoco podía hacerlo porque esta misma temblaba y mi ser lloraba, y sigue haciéndolo.
Me sigue matando mucho más que lo anterior, pero muchisimo más que no hayas tenido la mínima intención de comunicarte conmigo, de decirme nada, de no tener ni idea de como estoy y tampoco interés por saberlo, aunque eso no es nada nuevo, jamás demostraste nada y menos interés.
Mientras estoy yo aqui como la mierda para ser sincera, pensando lo imbécil que soy, que jamas debí de abrirme a nadie, ni implicarme sentimentalmente, ni apostar por ti aunque fueses una persona super lejana y cerrada a mi y en mi cabeza cabiese la posibilidad de que saliese todo bien añadiéndole lo diferente que somos ambos.
Me mata que siga tan loca por ti como el segundo día que nos vimos, me mata haberme enamorado de ti, me mata quererte y tener la mínima esperanza de que pueda salir bien aunque ahora mismo tú y yo ya no seamos el tú y yo de hace una semana, y ni creo que lo vayamos a ser nunca jamás porque ya me cansé, me cansé de siempre estar para una persona disponible todo el día, me canse de no sentirme querida, me cansé.
Me mata que digas que si que quieres estar conmigo, que me quieres, que tienes interés y que no demuestres nada, que me tenga que conformar con saber que sí aunque parezca que no y que aunque te lo haya dicho tampoco hayas hecho nada.
Me mata haber cambiado tanto, me mata haberme implicado emocionalmente, haberme dejado llevar y no controlar mis sentimientos, dejándolos crecer desmesuradamente por ti.
Me mata dormirme llorando, y despertarme llorando, me mata estar estudiando y acabar recordándote y sabes que? acabar llorando otra vez, me mata estar desayunando a la 1 de la tarde mientras escribo estoy y estar llorando mientras, me mata solo querer dormir y evadirme porque al menos así no soy consciente de nada, pero me mata que siempre que duermo acabe soñando contigo y que todo esta bien, y es volver a la realidad y sigue todo igual.
Al menos se que en un futuro estaré mucho mejor, aunque el presente sea tan triste.